COMARCA DEL ARANDA. ZARAGOZA. ARAGÓN.

Estás en: Turismo

  • Imprimir
  • Aumentar tamaño de letra
  • Reducir tamaño de letra

Geografía y espacios naturales protegidos

Las cuencas de los ríos Aranda e Isuela articulan la comarca del Aranda. Sus valles recorren de noroeste a sureste toda la comarca, cortando las sierras ibéricas del sur del Moncayo. La más meridional, la de la Virgen sirve de frontera natural con Calatayud; la más septentional -unidad formada por la Sierra del Moncayo y la Nava Alta- separa la comarca de Tarazona y Borja. Entre ambos ríos queda la sierra del Tablado.

Las diferentes alturas y la presencia del Moncayo al norte, condicionan dos pisos bioclimáticos bien diferenciados en la comarca, el mesomediterráneo (por debajo de los 800 metros de altura) y el supramediterráneo (entre los 800 y los 1500 metros). En las zonas más altas encontramos encinares y bosques de roble marojo. En las zonas bajas predomina el matorral aunque también encontramos pino de repoblación y sabinas negras.
A destacar la presencia en la comarca del único alcornocal de Aragón en la localidad de Sestrica.
En los valles de los ríos álamos, chopos, olmos, sauces, castaños, nogales y plataneros conviven con las huertas y los frutales.

En lo que respecta a la fauna, se han catalogado 10 especies de peces, 12 de anfibios, 13 de reptiles, 26 de mamíferos y 131 de aves. Aranda es uno de los poco lugares en los que se pueden observar las cuatro especies de bruitres del Sur de Europa -leonados, alimoches, quebrantahuesos y buitres negros-. Asimismo abundan las aguilas reales, águilas perdiceras, halcones peregrinos, búhos reales, gavilanes y azores.
Entre los mamíferos destaca la presencia de zorros, tejones, gatos monteses y jabalíes.

Espacios de especial interés

MAPA ESPACIOS NATURALES

El río Aranda

El río Aranda nace de la confluencia de los arroyos Pedreñas, Valdepomer y Malache, que descienden desde la sierra del Tablado. Aunque, por la importancia de su caudal, cobra vida en el manantial de Lagüén, en Aranda de Moncayo. Después de pasar el municipio de Aranda y tras aportar sus recursos hídricos en el embalse de Maidevera, contornea los pueblos del valle situados en la falda norte de la sierra de la Virgen, para abastecer las vegas de Jarque, Gotor, Illueca y Brea. Tras unos 40 km, el río Aranda ha esculpido varios cortados en su recorrido y también ha creado profundos y encajonados meandros hacia el Jalón donde entrega sus aguas.

El curso fluvial del Aranda presenta vegas muy transformadas por la acción del hombre. Sus componentes arbóreos, producto de repoblación, tienden a distribuirse alineados por la margen del río formando los llamados bosques de galería, compuestos por chopos, fresnos, olmos y sauces. La cercanía del nivel freático aumenta la riqueza florística, conviviendo sobre éstos la hiedra, enredaderas, juncos, cola de caballo, carrizos y espadañas.

El río Isuela

Nace en tierras sorianas, entre las sierras de Moncayo y Tablado y tras recorrer algo más de 40 km, funde sus aguas con las del río Aranda poco antes de alcanzar el Jalón. El curso fluvial del Isuela todavía es vía natural de comunicación entre la meseta castellana y la depresión del Ebro. De escaso caudal, se abisma en precipicios insospechados y fue lugar elegido para los asentamientos humanos desde la prehistoria.

En su parte baja, el valle es muy abierto, con una vega amplia en la que se cultivan huertos y muchos árboles frutales. En ambos lados de la vega, ascendiendo por la ladera, hay olivares. Son paisajes amables, en los que la riqueza y el cuidado de los cultivos contrastan con la dureza de las vertientes deforestadas por encima de los olivos. Los terrenos excesivamente predegosos, secos y fríos, son ocupados por los coscojares. El pino carrasco se hace presente en las pendientes y piedemonte y existen comunidades del halepo en las áreas más pedregosas de la Nava Alta o de la Sierra Blanca. En los escarpes calizos y dolomíticos de la Nava Alta anidan colonias de buitre leonado.

El embalse de Maidevera

Construido en la década de los 70 del pasado siglo, con una capacidad de 18,33 hm3, se extiende en el término municipal de Aranda de Moncayo, entre el somontano sur de la cumbre moncaína y la Sierra de la Virgen. Es un espacio de singular belleza en el que se suceden muelas, vegas, sierras y barrancos. Para los amantes de la naturaleza resulta un escenario ideal para disfrutar del paisaje a través de agradables paseos.

El embalse de Maidevera, cuenta con un coto deportivo de pesca en el que abundan las truchas, además permite la práctica de numerosas actividades acuáticas como el piragüismo y el wind-surf.

Parque Natural de la Dehesa del Moncayo

Uno de los montes más emblemáticos de Aragón, con una altitud máxima de 2.315 metros, su entorno natural está protegido como Parque Natural de la Dehesa del Moncayo. El Macizo es una "isla atlántica" en un contexto puramente mediterráneo. La compleja combinación de los factores ambientales e históricos dotan a este espacio de una extraordinaria diversidad vegetal que alberga una rica y variada fauna.
En la vegetación sobresalen series del hayedo y emlojar ibérico soriano. También las formaciones de carrascal, rebollar y pinar seriadas altitudinalmente e imbricadas entre sí.

La zona meridional del parque se corresponde con la comarca del Aranda. En contraste con la exuberancia vegetal de otras zonas, aquí, en la llamada "cara oculta del Moncayo", el paisaje sorprende por su agresividad. Las formaciones boscosas se sustituyen por brezales y formaciones arbustivas (boj, romeros, sabina negral...) aunque también encontramos hayedos, tejos, sauces, álamos y encinas.
En los dominios de la fauna destacan la variedad de especies de aves.

El alcornocal de Sestrica

En el término municipal de Sestrica se conserva el único alcornocal de Aragón. De titularidad privada, se mantiene gracias a la iniciativa de sus propietarios y del Gobierno de Aragón. Se encuentra situado sobre el barranco de las Umbrías, en una ladera orientada al sur de la Sierra de la Virgen, entre los 800 y 1.100 m de altitud, siendo su extensión de 309 hectáreas.
El alcornoque de Sestrica alterna su dominancia con la carrasca, ambos acompañados minoritariamente por quejigos y arces de Montpellier.

El principal y más conocido aprovechamiento del alcornoque es la saca del corcho de su corteza, con él se elaboran tapones, calzado o aislantes sonoros. El descorche del alcornoque se realiza a principios de verano cada 10 años aproximadamente. La última vez que se extrajo corcho en Sestrica fue en el verano de 2006.

La sierra de la Virgen

Forma parte de una estribación del Sistema Ibérico; se localiza al sur del Parque Natural de la Dehesa del Moncayo y engloba tres valles: el Aranda, Ribota y el Jalón. Forma una muralla de más de 30 kilómetros de longitud entre el Aranda y el Jalón y tiene una extensión de 13.997 hectáreas. La altitud mínima se encuentra en los términos de Sestrica e Illueca con 700 y 800 m respectivamente y la altitud máxima es de 1.433 metros entre los términos de Jarque, Aniñón y Villarroya. En Viver se sitúa entre estas dos cotas a 1.263 metros.

La cobertura vegetal es de características mediterráneas, predominando los bosques de pinos y robles. La carrasca (Quercus ilex) o encina se encuentra poblando los niveles más bajos. Como consecuencia de las grandes talas del pasado para leñas y carbón, aún no se ha regenerado el bosque y escasean los ejemplares de gran porte.
En los suelos del encinar nos encontramos a su pariente, la coscoja (Quercus coccifera). En umbrías y niveles superiores de 900-1.300 m los rebollos o marojos (Quercus pyrenica) forman amplias y densas manchas. El quejigo se sitúa en zonas intermedias.

ZEPA del Jalón

La conforman una tupida red de hoces fluviales en el curso del río Jalón y dos de sus afluentes, el Isuela y Aranda. Predomina una vegetación de matorral (Cogujada Montesina, Bisbita Campestre, Curruca rabilarga, Totovía...) con muestras en algunas zonas de encinares. En el cauce de los ríos: sotos, zonas de huertas y cultivos extensivos.

Es hábitat de importantes poblaciones de rapaces rupícolas, con varias colonias de buitres leonados (Gyps fulvus) y varios territorios de águilas perdiceras  (Hieraaetus fasciatus). Zona importante de águilas reales (Aquila chrysaetos) y halcones peregrinos (Falco peregrinus). Hay asimismo varias parejas de alimoches (Nephron percnopterus) y posiblemente común búhos reales (Bubo bubo). En muchas zonas es frecuente ver ejemplares de collalba negra (Oenanthe leucura).

ZEPA del Moncayo - Los Fayos - Sierra de las Armas

Alberga una comunidad de aves muy diversa, destacando las poblaciones de rapaces rupícolas, especialmente asentada en los barrancos calizos de la vertiente sur. También en los cursos fluviales de los ríos Queiles y Val, al norte (Los Fayos y alrededores), e Isuela, al sur (Calcena, Purujosa y Trasobares).

Entre las especies, destaca por su abundancia el buitre leonado (Gyps fulvus). Hay además buena densidad de águilas reales (Aquila chrysaetos), varias parejas de alimoche (Neophron percnopterus), halcón peregrino (Falco peregrinus) y águilas perdiceras (Hieraaetus fasciatus). Presencia bastante regular de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), siendo un área favorable para su futura colonización por parte de esta especie.
Núcleo de población aislada de halcón abejero europeo (Pernis apivorus) y de otras rapaces forestales, entre ellas la culebrera europea (Circaetus gallicus), aguililla calzada (Hieraaetus pennatus), gavilán (Accipiter nisus) y azor (Accipiter gentilis).

Buenas poblaciones de aves forestales y del matorral mediterráneo, que incluyen a curruca rabilarga (Sylvia undata), cogujada montesina (Galerida theklae) y totovía (Lullula arborea). La población más meridional de bisbita alpino (Anthus spinoletta) en la península Ibérica. También nidifica acentor alpino (Prunella collaris) en la zona de cimas.

Turismo

Municipios

Fotografías

Boletín Comarcal

Suscríbase al boletín y reciba en su correo electrónico toda la actualidad Comarcal: